el roommate: colectivo de lectores

muchas reseñas de textos reciéntemente publicados en español o portugués con énfasis en editoriales independientes

Giselle reseña a Nestor García Canclini (Argentina)

Néstor García Canclini. La sociedad sin relato. Antropología y estética de la inminencia. Buenos Aires: Katz Barpal Editores, 2010 214 páginas.

Recientemente una de nuestras roommates hizo una especie de encuesta vía email en la que nos preguntaba “¿qué es un artista?” y esperaba que respondiéramos con la mayor brevedad posible, restringiendo de antemano la respuesta a no más de una oración. Por supuesto, hubo quienes no resistieron no transgredir la regla y escribieron mucho más de lo pedido (y otros que escribieron oraciones muy largas…).  Acababa de leer el libro de Canclini y contesté que un artista es aquel que puede convencernos de que es un artista, para inmediatamente arrepentirme de mi respuesta, la cual, además de abrazar la dinámica persuasiva de la publicidad, no era cónsona, sino más bien un poco ensordecedora de la valiosa reflexión sobre la situación del arte actual que emprende  La sociedad sin relato.

Un emprendimiento nada sencillo si no se cuenta con parámetros fuertes a partir de los cuales evaluar la producción artística actual: “Cuando hablo de sociedad sin relato no digo que falten, como en el posmodernismo que criticó las metanarrativas; me refiero a la condición histórica en la que ningún relato organiza la diversidad en un mundo cuya interdependencia hace desear a muchos que exista” (Canclini 19).  Si los parámetros estéticos heredados de la modernidad artística, aunque no se cancelan del todo, se muestran insuficientes para apreciar producciones que incluyen soportes nuevos y que Canclini describe como postautónomas, entonces, ¿con qué ojos mirar al arte de ahora? Vemos no sólo carteras con imágenes de Frida Kahlo, sino artistas, como Takashi Murakami, que diseñan carteras. Si el arte  autónomo se definía en buena medida por su formalidad y falta de funcionalidad, entonces, ¿son las carteras simplemente útiles, cuando se paga más quizás por un diseño, una forma, una marca o una firma, con su consecuente valor simbólico, que por el uso más prosaico de transportar objetos que se le podría dar? Además, se pregunta Canclini, ¿por que Frida es la favorita de los medios y no otras artistas -Nahui Ollin, María Izquierdo…- también muy talentosas, amantes de artistas famosos, bellas…?

Lo que determina la visibilidad de un artista sobre otro  y su consecuente precio en el mercado del arte parecería estar condicionado por mecanismos quizás menos diferentes de lo que se pensaba, a los que determinan el triunfo de un empresario -y por tanto poco transparentes-. Ambos éxitos se sostienen dentro del mismo sistema capitalista, que disiente bastante de la utopía de un mundo sin fronteras en el cual las culturas conviven en condiciones de igualdad (los productos circulan libremente pero las personas tienen pasaportes).  El valor de un artista en el mercado no se puede explicar meramente a partir de una obra sobre la cual se ha invertido esfuerzo, tiempo, paciencia y un gran talento creativo. Los procesos se imponen sobre los resultados y es el artista quien se promueve, y no necesariamente una obra que en realidad no existe, al menos no como la entendíamos, o bien lo que existe es otra cosa.

No esperemos una respuesta prescriptiva por parte de Canclini, sino un acercamiento (tentativo, interrogativo) a las prácticas artísticas. Y es que precisamente una de las respuestas que se pueden extraer de este texto es que la disciplinas del conocimiento, en este caso en concreto la antropología, se acercan a las prácticas artísticas y viceversa. De manera que el artista investiga y llega a los vericuetos que a menudo las ciencias no alcanzan, mientras que el antropólogo se vuelve más contemplativo y aprende a participar de la inminencia. Pensar las prácticas artísticas para Canclini, supone replantearse al mismo tiempo su propia disciplina y señalar los límites de ésta. Como nos recuerda, la filosofía se preguntaba “qué es el arte”, la semiótica “qué dice el arte y de qué estamos hablando cuando hablamos de arte” y la antropología “que hacen quiénes se llaman artistas”(Canclini 40). Canclini parte de ésta última pregunta, pero sin hacer oídos sordos de lo que la filosofía y la semiótica han planteado y, por ende,  siendo más cónsono para con la complejidad del asunto.

¿Qué es la estética de la inminencia? La respuesta son formas de articular no ya la ausencia de un gran relato ordenador, sino la creación en marcha de interrogantes urgentes, contiguas, con sus respectivos resultados, que pueden o no pueden ser.

Giselle Román se graduó de la Universidad de Puerto Rico en el 2005. Estudió Universidad de Buenos Aires y actualmente es una estudiante doctoral en UPenn.

3 comentarios el “Giselle reseña a Nestor García Canclini (Argentina)

  1. José Prats Sariol
    septiembre 7, 2011

    Canclini, como algunos ensayistas franceses, convierte el descubrimiento del agua tibia en todo un corpus críptico, donde uno termina por releer a Platón.

    • Diego
      septiembre 7, 2011

      Pues yo no se, pero a mi me gusta su nombre para personaje de novela asi media mala pero divertida, tal vez un artista antropologo diseñador de carteras, que se intenta suicidar en nueva york pero solamente queda cuadraplegico en el intento (razón por la que la venta de sus carteras se disparan)…

  2. Margarita
    septiembre 7, 2011

    me gusto esta reseña Giselle, gracias.
    y qué vivan todos los ensayistas que de una manera u otra, nos devuelven a Platón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el septiembre 6, 2011 por en Argentina, Ensayo y Crítica.

¿Quiénes somos?

Exiliados académicos haciendo nuestros doctorados en literatura con becas en universidades americanas. También somos lectores y escritores de literatura, y también hay uno que otro americano exiliado en su propio país que no dejan de irse de Estados Unidos y que escribe en español.

Únete a otros 629 seguidores

Bienvenidos a El Roommate

Un blog exclusivo para reseñas de libros con dos criterios laxos que serán ocasionalmente burlados. El primero es que todos los libros a reseñarse deben haber sido publicados a partir del 2008, en español o en portugués. El segundo criterio consiste en que la mayoría de los libros a reseñarse serán libros publicados por editoriales independientes en Latinoamérica y España. Así que los lunes, miércoles y viernes de cada semana, y en la medida de lo posible, aparecerá una reseña nueva escrita por alguno de los roommates en esta página.

A %d blogueros les gusta esto: