el roommate: colectivo de lectores

muchas reseñas de textos reciéntemente publicados en español o portugués con énfasis en editoriales independientes

Helena reseña a Jorge Reichmann (España)

Jorge Riechmann. Poemas lisiados. Madrid: La oveja roja, 2012

 

Apenas leo poesía. Me considero una mala lectora de poesía. Muchas veces no entiendo la poesía. Por qué entonces escribir una reseña sobre unos poemas que se declaran de antemano lisiados. Por eso, y porque mi compañera de piso apareció un día con él en la mano, y porque conozco los ensayos de Riechmann sobre ecología y política y me iluminan, y porque este librito-cuaderno me hizo recordar aquello de Celaya de que La poesía es un arma cargada de futuro.

Su formato merece comentarios. Está maquetado siguiendo la forma de un cuadernillo que Jorge Riechmann compró una vez por 0,95 marcos orientales. Así nos dicen, y si te adentras en las páginas ves cómo el aquí poeta optó por mantener algunos versos con su propia caligrafía. La letra del cuerpo más la de la máquina para poner más vida ahí. La oveja roja cuida mucho la edición de sus libros, y su política de trabajo se ajusta con coherencia a lo que Jorge traslada a sus poemas: una vida más atenta a los cuidados, a aquello que solemos nombrar como pequeñas cosas. Además se nos aclara que “tanto el autor como el editor de este libro permiten y alientan la reproducción y difusión de esta obra” (siempre que se cite la fuente).

Este librito de apenas 20X15 cm tiene algo acogedor y agradable que hace que quieras tenerlo a la vista, gusta saberlo reposando en la mesilla. Algunos poemas son breves mensajes. Una voz te habla mirándote a los ojos y te dice “Odio en la conciencia/miedo en el corazón/y exceso de azúcar en el estómago:/eso es lo que han programado para ti.” A veces esa voz te hace preguntas “¿Lograremos volver a amar lo difícil?”, “Cómo pueden abandonarse de esa forma/a la pereza del automóvil?/¿No les embarga la alegría de caminar?”, “¿Institucionalizamos la Telebasura y la picana/o nos apoyamos en los otros impulsos –somos también capaces de compasión/y consciente trabajo constructivo-/para llegar a ser/de alguna forma/humanos?”, “¿no veis venir lo que viene?”

Y de repente te encuentras viendo a una mujer amada por esa voz, la ves a contraluz, una imagen muy lavada de ella regando las plantas. A esa mujer le gustan las naranjas y siempre está más atenta a un eclipse de luna que a cualquier imagen procedente de la televisión. Son poemas a un amor, pero “mi amor/no lo olvidemos mi Amor/estemos a la altura del amor.”

Son lisiados sus poemas porque se saben de antemano imperfectos, defectuosos como todo lo humano y tal vez indefensos ante la que nos está cayendo encima. “Huesos/de poemas/para acompañar a vidas/en añicos.”¿Es la poesía un arma cargada de futuro?, ¿cuál futuro? Estos huesos rotos se escribieron entre el 2009 y el 2011, justo cuando la situación de disconformidad y rechazo al modelo mercantilizante que vivimos se exacerba hasta (semi)explotar en 2011 (en España) en forma de 15M. Estos sentires recorren el libro de principio a fin pero comparten cartel con una atónita constatación de la realidad. No hay resignación, hay consternación. Cómo es posible que sigamos durmiendo, cómo puede ser que prefiramos los horrores de una vida regulada por los mercados a la construcción global de una realidad solidaria. Vean:

El conocimiento/¿reducido a estudios de mercado?/La poesía /¿a eslóganes publicitarios?/El mundo/¿a hipermercado para los de abajo/y boutique de lujo para los de arriba?/La vida /¿a la rueda de producir/las relaciones sociales que nos esclavizan/y los objetos que no necesitamos?

Una enorme pasión por comprender se bate incansable contra la “tentación de enmudecer”, y yo, ante lo que me llega como una pequeña y desnuda forma de la verdad, voy sintiéndome partícipe (y casi artífice) de las emociones de Jorge, de las ganas de otro mundo de Jorge, de las altas expectativas en lo humano de Jorge.

Quizá ya sobre añadir que se trata de una poesía que siendo política y militante se aleja de lo que nos dolería leer si fuera panfletaria, para eso mejor dejo un poema suyo que desde hace meses adorna en letras poco claras la pared de nuestra cocina. Y es que tal vez la clave esté en

Vivir a contramuerte

Vivir como si fuese posible

la revolución

la poesía

el amor

la justicia

la paz con la naturaleza

la razón cordial

la vida


Helena de Llanos
(Madrid, 1983). Cuando nací nevaba. Los últimos 7 años me he dedicado a huir: Roma-Nueva York-Buenos Aires-Coimbra-Filadelfia-ahora Madrid. Estudié filología con poco rigor y algo de hastío vital, también literatura y cine y un poco de creación de audiovisuales. Un día me puse a grabar y ya no he parado. Ahora ando terminando de editar La mitad de todo. Soy un girasol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 2, 2012 por en España, Poesía y experimentales.

¿Quiénes somos?

Exiliados académicos haciendo nuestros doctorados en literatura con becas en universidades americanas. También somos lectores y escritores de literatura, y también hay uno que otro americano exiliado en su propio país que no dejan de irse de Estados Unidos y que escribe en español.

Únete a otros 629 seguidores

Bienvenidos a El Roommate

Un blog exclusivo para reseñas de libros con dos criterios laxos que serán ocasionalmente burlados. El primero es que todos los libros a reseñarse deben haber sido publicados a partir del 2008, en español o en portugués. El segundo criterio consiste en que la mayoría de los libros a reseñarse serán libros publicados por editoriales independientes en Latinoamérica y España. Así que los lunes, miércoles y viernes de cada semana, y en la medida de lo posible, aparecerá una reseña nueva escrita por alguno de los roommates en esta página.

A %d blogueros les gusta esto: