el roommate: colectivo de lectores

muchas reseñas de textos reciéntemente publicados en español o portugués con énfasis en editoriales independientes

Zaira Pacheco reseña a Bárbara Asnaghi (Argentina)

Bárbara Asnaghi. El creador de las cosas perdidas y otros relatos. Autopublicado,2012

La argentina Bárbara Asnaghi se estrena como escritora con la publicación de su primer libro de cuentos El creador de las cosas perdidas y otros relatos. No obstante, los textos que componen este libro nos revelan que no se trata de una autora novata que recién experimenta con el género de la fantasía y el absurdo, sus cuentos, que también tienen un matiz psicológico y filosófico, cautivan al lector con su ingenio. Estos personajes evocan las fantasías de la niñez, como el hombre que lo perdía todo, el que sufre encerrado en una alcantarilla con los sapos, o el hombre que se teletransporta, son degradados, convertidos en seres de carne y hueso que sufren, que no tienen nada que perder porque todo lo han perdido. En este sentido, el libro de Asnaghi es un constante vaivén entre realidad e imaginación hasta el momento en que ambos elementos convergen. Esto logra que nos identifiquemos con los personajes aunque estén sujetos a situaciones ficticias.

Es interesante que este libro se haya publicado a través del self publishing. En la actualidad, numerosos escritores optan por ello, no porque no son lo suficientemente buenos como para publicar con grandes editoriales, sino, porque han decidido aprovechar la oportunidad que ofrece la red cibernética para difundir sus textos. Si bien el libro impreso aún no ha perdido su público, cada vez son más los lectores que leen a través de aparatos electrónicos. La ventaja que esto tiene es que personas de todas las partes del mundo pueden acceder al libro, además los autores tampoco se ven obligados a alterar el texto por fines comerciales. Me parece que el mercado del libro en estos momentos atraviesa un gran reto en este aspecto ya que los autores no necesariamente tienen que ser acogidos por grandes editoriales para publicar. El creador de las cosas perdidas y otros relatos es un texto que se ha publicado sin la ayuda de una casa editorial y esto tiene doble mérito

En el primer cuento del libro nos topamos con el Doctor Fonterruotoli, un personaje que disfruta de perder las cosas deliberadamente. El texto posee un tono humorístico para contarnos la tragedia de un hombre que deseando perderlo todo, se pierde a sí mismo. Entre los rastros de ironía se realiza una reflexión acerca de lo que conlleva perder, olvidar, dejar atrás. El perder siempre se ha visto como algo negativo, sin embargo, en este texto se convierte en una necesidad innata. El personaje se llena de satisfacción al perder todo tipo de objetos, e incluso, elementos significativos en su vida:

Quince perros, decenas de documentos, ciento cincuenta relojes, veintiocho pares de anteojos, más de cien llaves de todos los colores y tipos, cincuenta o más electrodomésticos. Una familia, una casa, más de treinta amigos, siete trabajos e innumerables objetos varios durante los últimos cuarenta años. Si no existen más detalles al respecto, es porque el Doctor ha perdido también la lista en la que figuraban.

En «El templo que mudaba de sitio» observamos que la autora que -también elabora cuadernos de viajes-, desarrolla un cuento basado en su estancia en la ciudad de Barcelona. Relatado en primera persona, nos habla de su inquietud con una cruz que pertenece a una iglesia en el barrio de Gràcia. Utilizando un lenguaje sencillo, nada pretencioso, la autora nos introduce en la psicología de un personaje introvertido, ensimismado que permanece horas mirando por su ventana a una cruz de un templo que nunca ha visitado. Así, pues, construye otra realidad en su mente y olvida las tareas cotidianas que debe realizar. Ciertamente, hablamos de individuos que presentan diversas inquietudes. Precisamente, los cuentos de Asnaghi nos recordarán los personajes de Poe- una de sus influencias-, que fijan toda su energía en objetos o en rasgos de personas, porque por alguna misteriosa razón los paralizan. No puedo evitar recordar cuentos como The Tell-Tale Heart o The Cask of Amontillado, donde los personajes presentan obsesiones particulares ya sea a causa de enfermedades mentales o su fijación con la muerte.

En otro de los relatos, el auto implícito se siente incomodado por su sombra: Recuerdo que caminábamos distraídas, inconexas. Repentinamente, ella me miró. Intenté evitarla. Durante unas cuadras logré que me olvidara, pero luego volvió a escrutarme de tal forma que sentí miedo. Aquí la inquietud será dirigida hacia el propio cuerpo, su sombra parecería ser una anatema, una indeseada extensión de sí misma. Sin embargo, al final reconoce que dicho elemento le pertenece. Asimismo, en los otros cuentos, de primera instancia los personajes rechazan las circunstancias que enfrentan pero luego las añoran como ocurre en «Ensayo de alcantarilla»:

Estuvo viviendo en aquella alcantarilla durante diez o más años. Como nadie lo vio cuando cayó, no lo pudieron ayudar a salir después del tropezón. Al principio, dudó en si pedir ayuda o no, y tanto estuvo dudando, que para cuando quiso hacerlo ya había perdido la voz. (…) Cuando lo encontraron allí por accidente, al décimo año o más, recuperó la vista y la voz. Parte de sí se alegró cuando pudo ver de nuevo todas las cosas que había en el mundo, que se desplegaban a su disposición, reales y fantásticas a la vez. Sin embargo, y sin saber por qué, algunas noches, entre sábanas limpias y olor a detergente, añoraba las horas que había pasado en aquél hueco podrido, reconociendo pisadas y mierda.

A lo largo de este libro de cuentos observamos que la palabra perder es significativa. Perdemos lo que tenemos porque queremos o simplemente porque nos toca perderlo. Perdemos la memoria, perdemos un estilo de vida e incluso las ganas de vivir. En el caso del hombre que vive en la alcantarilla pierde la voz, la visión e irónicamente el espacio de pudrición donde comienza a sentirse a gusto. En cuentos como «Intervalo», «El interdicto» y «Efecto cruzado» Asnaghi trabaja el concepto de la pérdida mediante el existencialismo. Los personajes de repente no se encuentran a sí mismos a través de lo que son, sino de lo que serán, de lo que fueron, al escapar de sus conciencias. Este libro relata historias de hombres que en algún momento de su vida perdieron algo pero, sobre todo, nos insta a nosotros como individuos a recuperar.

 Zaira Pacheco (San Juan, 1987) es egresada del Departamento de Estudios Hispánico de la Universidad de Puerto Rico (Río Piedras). Tiene un Master en Lengua española y literaturas hispánicas  de la Universidad de Barcelona, donde es actualmente estudiante doctoral con una tesis sobre el escritor Manuel Abreu Adorno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 24, 2012 por en Argentina, Ficción.

¿Quiénes somos?

Exiliados académicos haciendo nuestros doctorados en literatura con becas en universidades americanas. También somos lectores y escritores de literatura, y también hay uno que otro americano exiliado en su propio país que no dejan de irse de Estados Unidos y que escribe en español.

Únete a otros 629 seguidores

Bienvenidos a El Roommate

Un blog exclusivo para reseñas de libros con dos criterios laxos que serán ocasionalmente burlados. El primero es que todos los libros a reseñarse deben haber sido publicados a partir del 2008, en español o en portugués. El segundo criterio consiste en que la mayoría de los libros a reseñarse serán libros publicados por editoriales independientes en Latinoamérica y España. Así que los lunes, miércoles y viernes de cada semana, y en la medida de lo posible, aparecerá una reseña nueva escrita por alguno de los roommates en esta página.

A %d blogueros les gusta esto: